¿Los tatuajes duran para siempre?

Quien decide tatuarse piensa que llevará una marca inalterable sobre la piel, pero en realidad las tintas se dispersarán con el tiempo y el dibujo original se acabará alterando. El profesor Ian Eames, del University College de Londres (Reino Unido), ha creado un modelo matemático que permite, por primera vez, simular los cambios que sufre un tatuaje a través de los años. “El tipo de piel, la edad, el tamaño del tatuaje, la exposición al sol y el tipo de tinta utilizado son los factores que determinan la forma en que el tatuaje se distorsionará con el tiempo”, explica Eames en declaraciones a la Agencia SINC.

Cuando el tatuador pincha la dermis con agujas para aplicar la tinta –una sustancia ‘extraña’ que proviene en muchos casos de metales pesados, como mercurio, plomo, cadmio, níquel, cinc y hierro –, el organismo genera una respuesta inmune que hace que los glóbulos blancos acudan a limpiarla. En este proceso se eliminan del cuerpo algunas de las partículas de la tinta; pero otras permanecen y quedan atrapadas en el tejido conjuntivo del organismo, formando parte del tatuaje. En el plazo de un mes, el nexo entre la epidermis y la dermis se habrá reformado y el dibujo quedará fijado para siempre en el cuerpo. Sin embargo no siempre conservara su aspecto original ya que con el paso del tiempo las celulas, que contienen la tinta mueren, se dividen o se desprenden del organismo, es un proceso unevitable que acabara alterando el dibujo.

Los tatuajes de mayor tama;o y con lineas mas gruesas envejecen mejor que aquellos que son peque;os y detallados. Puesto que las lineas finas acaban desvaneciendose en unos 10 a;os.