Cuidado y Mantenimiento de un Vinilo (Lp, Acetato, Disco) Vintages!!

 

Tenga presente: A veces cuerpos extraños entran a la superficie del disco de vinyl, como grasa de los dedos, manchas, adhesivos y a veces el humo de los cigarros puede causar alteraciones a los materiales originales con los que se elaboran los acetatos. Las huellas digitales grasosas atraen partículas de polvo, y puede ocasionar problemas con el sonido mismo del disco. La mayoría de los LPs y sencillos realizados después de los cincuentas están compuestos de materiales de polyvinil y son más durables que los anteriores.

Limpieza:  Cuando limpie discos de vinyl, recomiendo una solución de alcohol isopropílico al 50%, o agua destilada o filtrada. Algunos dicen que el alcohol es dañino para el vinyl, esto si el alcohol es de volumen mayor a 70% y en un contacto continúo por un largo período de tiempo. El alcohol de 50% se disuelve en agua y deja muy poco o ningún residuo. Un detergente como el jabón para bebé de Johnson y Johnson, puede ser usado en cantidades pequeñas con agua sin necesidad de enjaugar. Existe un agente humidificador utilizado en fotografía que se llama Photo Flo, un par de gotas en el acetato también ayudan a reducir los residuos. El líquido debe ser aplicado con un paño suave y limpio, mediante un movimiento circular a la misma dirección que los surcos. Enjuaga el paño con frecuencia en el líquido y reemplaza éste con una mezcla nueva cuando sea necesario. Se recomienda secar el disco con una toalla suave, limpia y seca. Intentar no mojar las etiquetas del disco. Si trata de borrarle letras escritas con pluma, utilizar “spray” de pelo. Tal vez una goma de borrar sirva también. Si tiene alguna calcomanía o etiqueta, echándole aire caliente de la secadora se debe desprender. El pegamento que deja la etiqueta cuando se remueve puede ser quitado con limpiadores con base naranja o cítrico o con líquido de encendedor.

Manejo y Almacenamiento:  Es igualmente importante manejar, guardar y utilizar los acetatos con el mismo cuidado que al limpiarlos. Una vez que ha sido perfectamente limpiado, debe ser guardado en una bolsa de papel nueva, ya que no tiene mucho caso guardarlo en la misma en la que estaba, seguramente muy sucia. Siempre guarde los acetatos verticalmente, apoyándose delicadamente uno con el otro. Se debe poder sacar y meter con facilidad, no deben estar muy apretados. Si los guarda horizontalmente puede quedarse la marca redonda en la carátula. Es mejor guardarlos en un área seca y no caliente. Evitar fuentes de calor como el sol, calentadores, chimeneas, etc. Evitar áreas húmedas. La húmedad es lo mejor para los hongos, que pueden invadir la carátula, la etiqueta y entre los surcos. Tomar los discos por las orillas externas o por la etiqueta. Y siempre guardarlos inmediatamente después de su uso.