El chocolate está en peligro gracias al calentamiento global

Esto pondrá a más de uno en alerta, porque, enfrentémoslo, el chocolate es una de las sustancias más adictivas (y sabrosas) de la historia. Pero podría estar en riesgo de disminuir su producción por el constante aumento en la temperatura del planeta.

La mitad del chocolate del mundo se cultiva en África, concretamente en Ghana y la Costa de Marfil. Estos lugares tienen las condiciones óptimas para el crecimiento del grano de cacao, pero, como todos sabemos, las variaciones en las condiciones climáticas pueden arruinar cosechas de todo tipo.

El Centro Internacional para la Agricultura Tropical, con sede en Colombia, realizó un estudio que determinó que si la temperatura sigue subiendo hasta situarse en poco más de dos grados por encima de la media actual, las tierras en las que se encuentran actualmente los cultivos de cacao ya no producirían más granos. Esto porque la planta necesita mucha agua para desarrollarse y las altas temperaturas llevarían a una falta general del líquido.

Las consecuencias son bastante claras: el producto se convertiría en un artículo de lujo, debido a la escasez que se presentaría. El CIET está poniendo manos a la obra, aconsejando a los productores de cacao que otorguen sombras a sus cultivos y buscando la manera de crear plantas más resistentes, para que crezcan en ambientes más secos.

Pero no salgan todavía a la tienda a comprar hasta la última barra de chocolate. El declive en la producción empezaría en 2030 y los verdaderos problemas en la ausencia de la mitad de los cultivos, en 2050. Así que todavía hay tiempo para que no nos quiten los maravillosos momentos (y endorfinas) contenidas en ese oscuro y dulce manjar.
Fuente