Las Muñecas Inflabes de Adolf Hitler

 

Según cuenta un artículo que circula por internet, Hitler ordenó la fabricación de una muñeca inflable para sus soldados con el objetivo de evitar que contrajeran enfermedades venéreas.                                                                                                                                                                                                                                                                                          Este peculiar proyecto del ‘führer’, bastante más inocuo y naïf que otras ideas que salieron de su cabeza, recibió el nombre de Borghild, un personaje femenino de la mitología nórdica. Sirva este dato para hacernos a la idea que la tal Borghild tenía que ser alta, rubia y esbelta como la protagonista de un anuncio de seguros de vida.

De hecho, para diseñar la muñeca, las autoridades militares alemanas solicitaron a la actriz Käthe Von Nagy prestar su rostro para hacer un molde de bronce para la cara del juguete. Parece ser que la actriz se negó, pero dos deportistas, Wilhemina Von Bremen y Annette Walter, accedieron a colaborar con la causa y alquilar (es una forma de hablar) sus esculturales cuerpos para que las Borghild tuvieran su apariencia. Por lo visto, el proyecto de muñeca inflable para las tropas alemanas se vio frustrado cuando el bombardeo aliado de la ciudad alemana de Dresde destruyó la fábrica que había recibido el encargo de desarrollar el inusual encargo.

Hay varias versiones y lastimosamente ninguna de ellas parece ser de un historiador.. En fin la verasidad de la informacion esta en duda. De aqui partimos para difundir a carta abierta esta informacion.*
fuente