Pueblo llamado Fucking quiere cambiar de nombre

Los habitantes de una localidad de Austria están cansados de las bromas, de las llamadas que reciben todos los días y de que les roben las señales de tráfico. El motivo, el peculiar nombre del pueblo: Fucking.

Aunque en alemán la palabra no tiene ningún significado, salvo el recuerdo de un noble del siglo VI apellidado Focko, en inglés despierta todo tipo de sonrisas y chistes por sus connotaciones sexuales.

Desde que los soldados estadounidenses y británicos descubrieron la pequeña villa al norte de Salzburgo en la II Guerra Mundial, no paran de acercarse turistas angloparlantes que quieren tomarse una foto en Fucking.

Algunos además arrancan de cuajo los avisos con el nombre del pueblo como souvenir o, en las noches, se toman fotos debajo de los letreros de Fucking mientras mantienen relaciones sexuales.
fuente