Consejos de Dj Sneak para los Dj’s & el publico

Si eres el DJ principal:

No sean unos patanes. Sí, sabemos que toda la noche está enfocada a ustedes, que les pagan muy bien y que son (o se creen) rockstars. Aunque asuman que están ahí por el resultado de mucho esfuerzo y trabajo, y no por dinero, no son dioses. Cada día que ustedes están en la mira, deberían agradecerle a un Dios por estar ahí y no comportándose o creyendo que son uno. Quédense con su ego y recuerden que no porque su nombre esté en grande hasta arriba de un cartel no los hace en automático divinos. En realidad ya son encantadores por lo que han logrado, así que bájenle con lo que piden para el camerino; lo menos que pueden hacer es comprarse su propio alcohol, sus botes inflables y sus aguas de mora azul, importada de alguna isla de la que nadie conoce.

Si eres un DJ que va a abrirle a uno grande:

USTEDES no son el evento principal, éste no es su parte aguas y la noche no se trata de ustedes. Supérenlo. Bien podrías ser alguien mejor, que trabaje duro y sea amado por su trabajo como DJ más que como artista principal del evento, pero esta noche no se trata de ustedes así que dejen de actuar como si lo fuera. Están en un papel de apoyo, su trabajo es apoyar durante el transcurso de la noche, así que háganlo. No intenten hacerse los listos y toquen un set como si estuvieran en el horario principal. Si no tienes música para estar antes que un principal, o la que tienes no es la que sueles tocar, simplemente no aceptes el trabajo. El artista principal no tiene por qué limpiar tu tiradero, ellos deben llegar y tocar lo que vienen a tocar, así que aprendan a llevar a la audiencia a ese punto. Consíguete tus propios eventos como el principal de la noche si crees que lo mereces. Hasta entonces, apoya.

Si eres UNA DJ:

La tienes difícil, en verdad la tienes muy difícil. Sabemos que el papel del hombre en este medio ha dominado por mucho tiempo pero por ello no te tienes que comportar como una idiota con las otras DJs. No uses el sexo para abrirte camino. Si no puedes conseguir tocadas por tu talento y lindura, tu cuerpo no es un plan B. Denigras a tu género cada vez que hacen algo así, te hace ver una ficha barata y sucia, sólo haces que la gente vea a la figura femenina como algo menos serio. Sí puedes ser sexy y estar orgullosa, pero quédate con tu talento y arte detrás de las tornamesas. Ve y “haz una película artística” si crees que necesitas explotarte más…

A los asistentes del evento:

Esta escena no podría existir sin ustedes, pero tampoco sean tontos. No lleguen a las cabinas a hacer peticiones, no alcen su iPhone para pedir canciones y tampoco lleguen con una oración barata acerca de cómo pedir una canción. Simplemente, no pidan canciones. Si el DJ que está tocando esa noche, parece ser de esos, seguro él te lo hará saber y podrás pedirles las canciones que quieras. Si desde un principio ves que él no va a cumplirlas, deja de pedir las cosas, déjalos hacer su trabajo. Aunque sean los peores DJs del mundo, él es el que está trabajando, no tú. Y sí, seguro sabes de música que ellos no conocen, pero deja de ser un imbécil y comportarte como alguien superior al DJ sólo por considerar que eres “superior” y que conoces un track “que todos conocen”. No es una competencia, vete a bailar.

Si te identificas con alguna de estas descripciones, tienes permiso a enrollar un papel periódico y pegarte en la cabeza con un fuerte, “¡NO!”

fuente