El llavero del Ejército que indignó a las mujeres

Lo que pretendía ser una campaña contra las minas se convirtió en una polémica publicidad.

“Porque sus piernas sirven para algo más que caminar”, esa es la leyenda del llavero que llamó la atención de la Comisaría de Familia de Santa Rosa del Sur, Bolívar, a donde llegaron varios ejemplares entregados por miembros de la tropa de la Brigada de Selva 48 del Ejército, como parte de una campaña contra las minas en la región.

La inusual iniciativa llegó a manos y oídos de Guillermo Gil, Coordinador Departamental de la Campaña Colombiana Contra las Minas en Santander, quien de inmediato tomó la foto del llavero y denunció el hecho a través de la organización y a través de redes sociales.

“La CCCM rechaza este material que resulta ofensivo para el género femenino. Instamos a que todas las herramientas que se usen en aras de prevenir accidentes con minas antipersonal utilicen un lenguaje adecuado y respetuoso dentro de la Acción Integral Contra Minas”, anunció la página.

Gil, en comunicación con este diario, comentó que la campaña no solo fomenta la violencia de género, sino que “invertir recursos, que son escasos para estas causas, en estos llaveros deja mucho que desear”. También dijo que las autoridades del municipio de Santa Rosa se mostraban desconcertadas por el doble sentido del mensaje.

A través de un comunicado, el comando del ejército presentó excusas por la distribución de la que llamó “una pieza publicitaria de mal gusto, en la cual y sin intención, se irrespetó la dignidad y la esencia de la mujer”.

Según el anuncio, el llavero fue elaborado y distribuido por la Dirección de Preservación y Seguridad de la Fuerza (DIPSE), a finales del año 2008 y habría ordenado de inmediato a sus Unidades Militares “verificar si aún hay este tipo de piezas en existencias, para que sean recogidas prohibiendo su empleo y distribución”.

Carlos González, Secretario del Interior de Santa Rosa, Bolívar, y María Romero, inspectora de Policía del municipio, también confirmaron a este diario, con ellos en sus manos, la descripción de los llaveros que aún reposa en la comisaría de Familia. “Aún no sabemos quién mandó a hacerlos, pero en los consejos de seguridad sí se ha hablado de campañas de desminado en la zona”, señaló González.

ANDRÉS GUEVARA BORGES
Redacción EL TIEMPO